ALQUITARA

ALQUITARA

viernes, 14 de junio de 2013

JIMMY BARNATÁN EN LA ALQUITARA
























 

Jimmy Barnatán vuelve a LA ALQUITARA junto a su banda The Cocooners para presentar su último trabajo “Room 13”, su nuevo disco mezclado y masterizado en Berklee, Boston. Es un trabajo muy personal que combina 5 temas originales con 6 secuencias radiofónicas al puro estilo de los años 50 conformando una historia de Blues con planteamiento, nudo y desenlace.



CAFÉ-BLUES LA ALQUITARA
VIERNES 21 DE JUNIO
12 NOCHE-ENTRADA LIBRE

JIMMY BARNATAN & THE COCONEERS



 
 







Cuando uno crece rodeado de referentes del Rock’Roll, del Soul o del Blues, acabar cantando jazz en el club neoyorquino Arthur’s Tavern cobra sentido. Jimmy Barnatán, polifacético hasta la médula, es además de un magnífico cantante, actor desde hace un par de décadas y escritor (su última novela “New York Blues”, también contiene tintes de este universo que le acompaña desde siempre como una segunda piel )





Sí, no es que nos suene su cara, es que es de sobras conocida. Se le ha podido ver en películas, obras de teatro, series de televisión, incluso ha escrito libros... pero aquí está en su salsa. ¿Cómo? Delante de una banda, dando espectáculo y cantando blues. Su disco «after the blue times» es un derroche de alma negra metida en un pequeño cuerpo que se mueve eléctrico y con conocimiento de causa: «Es la música con la que he crecido, con la que me he hecho adulto, si es que con treinta años puedes ser adulto. El primer recuerdo musical que tengo es el de un disco deLionel Hampton sonando un viejo pickup de mis padres. Y partir de ahí, toda la música que sonaba en mi casa era jazz, blues, rhyth & blues, rock and roll... , y es la que sale de mí».
«Llevo muchos años cantando, esto no es el resultado de un antojo, "ah, me apetece hacer un disco". Nos ha costado mucho. Por eso se llama "After the blue times", porque ha llegado después de los tiempos tristes, porque nos hemos tenido que comer mucho barro. Contra lo que muchos puedan pensar, que para una cara conocida de la televisión o el cine, es mucho más fácil acceder o plantarse en el mundo de la música. Para nosotros ha sido todo lo contario, quizás porque yo no respondo a los cánones para estar en las portadas de "Super Pop". O porque no interesa el blues o el soul hecho por un español».

Pero lo cierto es el resultado sorprende por su solidez. Una banda que responde a la perfección con sección de cuerdas incluida, el ambiente sudoroso que se le presupone, y una voz potente para encarar las composiciones propias de Jimmy Barnatan. Todo ello conforma una de las gratas sorpresas de la temporada: «Parece que los propios músicos han perdido ese ingrediente indispensable a la hora de crear, que es la pasiónpara hacer sonidos con sabor a víscera. Prima más ganar pasta que hacer lo que les gusta. Porque yo he hablado con muchos de ellos, que están en el mundo del pop comercial, y te dicen: "jo, tío, como me gustaría hacer un disco como el tuyo". Pues hazlo".
No es el primero ni será el último ejemplo de actor o actriz que se pasa a la música. ¿De alguna forma ayuda dominar un arte para afrontar el otro?: «Las adrenalinas de subir a las tablas para hacer teatro o para cantar, para mí son distintas. Probablemente ayuda conocer la expresión corporal, aunque yo no he hecho un curso de expresión corporal en mi vida. Como en todo, yo me muevo por la intuición, y de momento en la interpretación yo me ha ido mal, con unas veinte películas a mis espaldas. Aquí es un poco de lo mismo. He visto muchos conciertos en mi vida, es algo más instintivo. Me gusta mucho dirigir a la banda, ir cambiando cosas, por eso dos conciertos míos nunca serán iguales. También interactúo mucho con el público. Volviendo a lo de las adrenalinas distintas, básicamente son diferentes porque no existe esa cuarta pared que hay en el teatro».



No hay comentarios:

Publicar un comentario