ALQUITARA

ALQUITARA

viernes, 14 de enero de 2011

MADRID " BLUES"


Carlos Marcos, elpais.com


"El blues gusta porque es donde empezaron todos los géneros y porque es la música de los bares". Lo dice el mejor experto, Tonky de la Peña, que lleva 30 años interpretando blues por los garitos de Madrid. El circuito de esta música negra vive su mejor momento, con una veintena de locales programando conciertos (La Coquette Blues Bar, Café Popular, El Junco, Beethoven Blues Bar...) y la incorporación de músicos nuevos. Así son estos intérpretes.


- El padre del 'blues' madrileño. He aquí un músico que ha tocado con Jerry Lee Lewis y Mick Taylor, ex guitarrista de los Stones. He aquí al responsable de que el blues madrileño goce de buena salud. He aquí al John Mayall español, el descubridor de talentos. Tonky de la Peña nació en el barrio de Argüelles hace 53 años. Por su banda, la Tonky Blues Band, han pasado (y se han formado) los músicos de la mayoría de las bandas de blues de la ciudad. Tonky los descubrió, los enseñó y los dejó marchar para que montaran sus propias bandas. "Me gusta esa labor de buscador de buenos instrumentistas. Cuando los ficho para mi grupo a veces no tocan bien, pero les veo algo que les va a hacer especiales", revela.

Tonky advierte que Madrid es de las ciudades europeas mejor equipadas en asuntos del blues. "Por la Gran Vía y alrededores existen unos 14 clubes donde se puede tocar blues. En París y Berlín encuentras solo dos", informa. Reconoce que ha perdido mucho dinero, que sobre todo en los ochenta fue reclamado como guitarrista para bandas de pop que llenaron plazas de toros, pero no quiso. "Eso me hubiese separado de la música negra, que es lo que yo amo", apunta. Tonky también ha sido pionero en interpretar blues en castellano: "Es posible. Y la gente lo agradece porque la historia le llega más adentro".

Si se quiere admirar el nuevo descubrimiento de Tonky, será del 18 al 20 de enero en La Coquette, la cueva del blues madrileño. "Me traigo a un armonicista serbio increíble", advierte. Si lo dice el maestro...

- La luchadora del 'blues'. Cuando Yolanda Jiménez era un mico y le preguntaban qué quería ser de mayor siempre respondía lo mismo: "Yo quiero ser negra". Y pedía a los Reyes Magos discos de Tina Turner y de Koko Taylor. Ahora, Yolanda cuenta 37 años y no ha conseguido cambiar el color de su piel, pero, cuando canta, su voz transmite el blues más oscuro. Esta mujer luchadora y vitalista realizó el siguiente camino: "Empiezas a cantar rock, pero luego inevitablemente quieres conocer de dónde viene todo, y acabas en Muddy Waters".

Yolanda es la líder de Violante Blues y es una mujer en un mundillo, el del blues, capitalizado por hombres. Pero ha sido ella, con su esfuerzo, la que ha montado el festival Lunas Blues, en Leganés. "Lo empecé en enero de 2010 y acabó en agosto. Han pasado más de 40 bandas. Ahora estoy hablando con el Ayuntamiento para montar otra cita de blues en Los Veranos de la Villa 2011".

Está convencida de que ahora es un buen momento para el blues madrileño, porque hay más aficionados y grupos jóvenes. Cada vez habrá más si acuden a algún concierto de Violante Blues. Ya la llaman Janis Yolin, por el parecido de su arrastrada voz con la de Janis Joplin.

- De Miguel Ríos al garito. El hijo de Francisco Simón, el guitarrista de Red House, se llama Guillermo y ya cumplió los 11 años. El chaval tiene aptitudes musicales: estudia 5º curso de violín. Pero pasa bastante del blues. De hecho, cuando su padre se pone a tocar la guitarra, Guillermo le dice: "Tocas a lo bruto, papá". Simón cuenta la anécdota entre risas, orgulloso de que su vástago haya heredado el instinto musical, aunque muy alejado estilísticamente del de su padre.

Simón es un histórico del blues madrileño. Doce años lleva compartiendo con Jeff Espinoza la jefatura del grupo Red House, que acaba de publicar su quinto disco, Chiahuahua boogie. Su currículo es amplio: ha tocado la guitarra en unos 40 discos, con gente como Miguel Ríos, Antonio Flores, Rosendo, ¡Tom Jones! "Pero siempre acabo en el blues: es la esencia, de ahí salió todo, hasta el hip-hop", proclama.

Madrileño de 47 años, Simón dice adorar el ambiente del blues madrileño: "Me gustan los códigos del club. Tocar ante solo 200 personas, tomarte una copa con los clientes-amigos...".

- La nueva generación 'blues'. Además de los citados, el circuito de blues se alimenta de forma regular. No hay que perderse al armonicista Ñaco Goñi, veterano y bluesman hasta la médula.

Si hablamos de guitarristas, ahí está Edu Manazas & Whiskey Train. Y más: Los Reyes del K.O., The 44 Dealers, The Forty Nighters...

No hay comentarios:

Publicar un comentario